Edición 149: Semblanzas: Ramón Pendones De Pedro “Un arquitecto multifacético


De padres españoles, nacido en Caracas, Venezuela, pero criado en Costa Rica, en el arquitecto Ramón Pendones de Pedro se dan cita lo mejor de estas tres nacionalidades. 

A los tres años de edad vino a Costa Rica y por ello se considera tico ante todo. De adolescente tuvo la oportunidad de percibir la arquitectura de primera mano, al involucrarse como espectador en el diseño de la casa familiar y participando activamente de las conversaciones que su padre sostenía con el arquitecto Luis Bernardo Ortiz, en cuanto a la distribución de la planta y sintiendo una enorme curiosidad por la simbología utilizada en los gráficos.



No por casualidad, la habilidad para la profesión le vino por vena paterna, pues su padre, Ramón Pendones Fonseca, fue un exitoso ebanista y fabricante de muebles, del que heredó el gusto por el diseño y el dibujo.

 “Yo ya a los 12 años años sabía que quería estudiar arquitectura”, comentó el Arq. Pendones, quien labora desde hace mas de 30 años para la prestigiosa oficina OPB Arquitectos, de la cual es socio desde 1998, en compañía del Arq. Carlos Ossenbach, a quien considera su mentor.



Según comenta, a OPB ingresó como aprendiz de dibujante, con apenas 22 años y siendo aún estudiante de bachillerato en Arquitectura en la Universidad Autónoma de Centroamérica (UACA). Años después, continuó sus estudios en la Universidad de Costa Rica (UCR) donde se graduó como arquitecto y posteriormente cursó una maestría en Administración de Negocios con énfasis en Banca y Finanzas. Dentro de las obras más destacadas en las cuales ha estado vinculado figuran INTEL, Terramall, Boston Scientific y varias restauraciones, pues OBP Arquitectos es una firma reconocida localmente por colaborar “pro bono” en proyectos relacionados al Patrimonio Arquitectónico Nacional. El Liceo de Costa Rica y los colegios Superior de Señoritas y el San Luis Gonzaga, forman parte de este tipo de trabajo. “Lo que más disfruto es la conceptualización de los proyectos”, indicó al respecto.


De espíritu jovial e inquieto, el Arq. Pendones también es reconocido por otra de sus facetas: la de ser miembro fundador de ACONVIVIR (Asociación de deportistas contra la violencia vial y el irrespeto), agrupación sin fines de lucro que promueve la convivencia pacífica y la tolerancia en nuestras carreteras. Además de ser un ciclista activo (confiesa que viaja de esta forma al menos dos veces por semana desde su casa a la oficina), El Arq. Pendones practica el surf y el triatlón. Actualmente cursa la Maestría en Diseño Urbano en la UCR, pues otra de sus consignas es siempre estudiar.





“Elegí este tema porque tengo una vocación hacia lo urbano y porque creo que en la necesidad de estar actualizándose constantemente”, puntualiza.

Es por ello que, como una especie de herencia de parte de su madre la Lic. Lucila de Pedro Fernández (QDEP), tiene gran inclinación hacia las letras, específicamente le interesa la poesía. Para conocer mas a fondo el proceso creativo literario, ha llevado varios talleres de escritura como el último impartido por el reconocido escritor costarricense Luis Chaves: Taller de Escritura Artificial impartido el año pasado en la Librería Duluz.

Dentro de los retos profesionales que enfrenta hoy en día, destaca la remodelación del emblemático Hotel Costa Rica y un edificio de uso mixto de 25 pisos en la zona de Curridabat. Para el futuro, no descarta seguir explorando con el tema de la movilidad urbana e incursionar en el diseño del espacio público.

Información de contacto: +506 2253 6596/www.opbarquitectos.com



FSBO: ¿Qué le inspiró a ser arquitecto?

RP: Mi fascinación infantil hacia los mapas y planos de las instalaciones, aviones, embarcaciones y vehículos militares de la Segunda Guerra Mundial por un lado y por otro, mi padre y el primer contacto con los planos de la casa familiar.

FSBO: Según su opinión: ¿cuál es el principal reto arquitectónico para Costa Rica?
RP: Mejorar nuestras ciudades en materia de planificación urbana, tanto regional como nacional; y la relación entre los edificios y su entorno.

FSBO: ¿Cuál es una tendencia global que podría ser replicada en nuestro país?
RP: El Regionalismo Crítico: el problema con la arquitectura es que creemos que los mejores están en el Hemisferio Norte y hemos importado sus modelos sin que estén acordes a nuestro clima y a nuestro entorno.


FSBO: ¿Cuáles son sus materiales preferidos?

RP: Metal, concreto, madera y piedra.

FSBO: ¿Cuál es el reto más grande de diseño que ha tenido?
RP: Intel. No tanto por el diseño en sí, sino por la complejidad y velocidad en la que se realizó este proyecto donde los equipos de trabajo siempre fueron multidisciplinarios con un alto nivel de exigencia profesional. Este proyecto significó un antes y un después en mi carrera.


FSBO: ¿Quién es el arquitecto que más admira?

RP: Le Corbusier por la creación del sistema modular, los temas urbanos y su justificación de la forma. De los arquitectos contemporáneos, admiro a Bjarke Ingels Group (BIG), por sus proyectos integrados con el terreno.

FSBO: ¿Cuáles son los edificios que más le gustan?


RP: En Costa Rica los dos edificios de la Caja Costarricense de Seguro Social porque representan dos época muy claras de la historia de la arquitectura institucional costarricense. Fuera de nuestras fronteras, la Iglesia de Ronchamp, de Le Corbusier.

FSBO: ¿Hacia dónde va la arquitectura?

RP: Yo creo que la tendencia es hacia la sostenibilidad: es el único camino pues los edificios, las ciudades, el transporte y los hábitos de consumo de la población, son los principales factores que generan la mayor cantidad de gases de efecto invernadero, quienes, a su vez, son los que más propician el calentamiento global.




Reciba Actualizaciones de Nuestro Blog