A la hora de vender un inmueble, es importante causar una buena primera impresión y la gran responsable de ello es la fachada. Se trata de lo que algunos expertos han llamado como “el efecto WOW”: esa sensación que atrapa a los potenciales compradores desde el primer momento. Tome nota de algunos útiles consejos para mejorar el aspecto de su fachada a un bajo costo económico:

A la hora de vender un inmueble, es importante causar una buena primera impresión y la gran responsable de ello es la fachada. Se trata de lo que algunos expertos han llamado como “el efecto WOW”: esa sensación que atrapa a los potenciales compradores desde el primer momento. Tome nota de algunos útiles consejos para mejorar el aspecto de su fachada a un bajo costo económico:





1. Pinte las paredes exteriores. Este simple hecho agrega brillo y revive la edificación. En ocasiones la fachada simplemente está sucia y quizá un lavado a presión sea una sencilla solución que devuelva la belleza original.

2.  Analice la puerta principal ya que es el punto focal. Una buena táctica es cambiarla si está desactualizada y, por qué no, pintarla de un color llamativo.

3 Lave con cuidado todas las ventanas, incluidos los marcos.

4.  Simetría perfecta: una entrada principal con simetría perfecta es muy atractiva para el ojo. Coloque elementos como macetas, bancas y luces en forma simétrica.

5. Esmérese en el jardín delantero. Siembre flores de llamativos tonos y de diversas alturas y formas. Esto causará un poderoso efecto en los visitantes, quienes se sentirán bien recibidos.

6. Repare o reemplace las luces del exterior: para ello considere el estilo arquitectónico del edificio en cuestión. Recuerde que una visita nocturna tiene un poderoso efecto sobre las emociones de los compradores.

7. En este mismo sentido, ilumine el pasillo de recibimiento, a modo de pasarela. Hay actualmente en el mercado local algunas lámparas solares muy asequibles y fáciles de instalar.

8. Busque la forma de actualizar el frente. Puede reemplazar el revestimiento de la fachada o renovar la pared de ladrillos.

9. Fíjese en los números: Esos que identifican la dirección de la casa y que suelen ubicarse en el exterior de la casa. Si están viejos cámbielos por nuevos. En la actualidad existen modelos muy llamativos y acordes al estilo de la arquitectura: desde los rústicos en cerámica, hasta los más modernos en materiales de última generación.

10. Pinte o cambie el techo y las canoas. Si tiene un techo con tejas quebradas, sustitúyalas por nuevas.


Reciba Actualizaciones de Nuestro Blog